*

X

Observa la superluna de este 3 de diciembre de 2017: la más grande del año

Ciencia

Por: pijamasurf - 12/01/2017

La única superluna del 2017: deleite lunar para cerrar el año

En los últimos años hemos visto la creación del concepto de superluna. Así parecía que, casi cualquier luna llena, era una superluna. Sin embargo, este año el observador atento habrá notado una ausencia de este fenómeno. De hecho, la única superluna del año se presentará este 3 de diciembre, la luna más grande también será la última luna llena del año.

El fenómeno de la superluna fue acuñado no hace mucho por el astrólogo Richard Nolle -curiosamente tal rúbrica fue seguida también por astrónomos-. Superluna se refiere a cuando la luna (llena o nueva) entra en máxima proximidad la Tierra, esto es, a menos de 362 mil km de distancia. La distancia de la luna con respecto a la tierra varía, ya que sigue una órbita elíptica. En este caso la luna llena ocurrirá a 357 mil 987 kilómetros de distancia. El tiempo exacto de la superluna es a las 15:47 tiempo universal y podrá apreciarse (en la noche) con un tamaño hasta de un 14% más grande de lo normal.

Los astro aficionados podrán disfrutar de una hermosa y enorme luna brillante, especialmente la noche del 3 de diciembre, pero desde el 2 hasta el 4 se podrá gozar de un buen espectáculo. Se recomienda salir de la contaminación lumínica de las ciudades para disfrutar de este evento astronómico, el cual en el hemisferio norte, en general, contará con cielos despejados.

Un dato notable es que, si bien en el 2017 sólo hubo una superluna, tan sólo en enero del 2018 habrá dos. La luna llena del 2 de enero y la luna llena del 31 de enero serán superlunas y esta última, la "superluna azul" de enero, será fecha de un eclipse total de luna.

Estudio científico concluye que el universo no debería existir

Ciencia

Por: pijamasurf - 12/01/2017

El estudio más preciso, hasta la fecha, de las propiedades de la antimateria, concluye que el universo es científicamente inexplicable. Debió de haberse destruido en su misma gestación

La presencia de la antimateria en el universo genera una serie de complicaciones teóricas para los físicos. Uno de los grandes misterios de la física moderna es por qué la antimateria no destruyó el universo al principio del tiempo. La antimateria y la materia -al ser idénticas, pero de una carga distinta- se destruyen entre sí cuando entran en contacto, produciendo una explosión que es considerada la reacción más eficiente observada en el universo -y la inspiración de mucha tecnología en la ciencia ficción. Sin embargo, para explicar la evolución del universo los físicos han teorizado que debe de haber una diferencia entre la materia y la antimateria, más allá de la carga eléctrica. 

Pero aunque esta diferencia debe de estar en alguna parte, los físicos no la han podido encontrar. Algunos creían que la diferencia podía estar en el magnetismo de las partículas de antimateria, de un antiprotón, pero una reciente estudio, el más preciso de la historia, notó que el momento magnético de la antimateria es exactamente igual al de la materia.

Christian Smorra, del laboratorio europeo CERN, apunta a la perplejidad de la ciencia ante esto: "Todas nuestras observaciones muestran una completa simetría entre la materia y la antimateria, por lo cual el universo no debería existir. Una asimetría podría existir en alguna parte, pero simplemente no entendemos dónde está la diferencia". El modelo estándar predice que el Big Bang debió de haber generado igual cantidad de antimateria que materia, con la importante particularidad de una diferencia fundamental en la antimateria, que habría permitido que la materia predominara después de los instantes iniciales del universo. 

Anteriormente los científicos han medido la masa, la carga eléctrica y han comparado, entre otras cosas, un átomo de antihidrógeno con uno de hidrógeno. La siguiente prueba en este intento de encontrar una diferencia -y salvar la razón de la existencia del universo- será realizada en el CERN, donde se medirá la gravedad de la antimateria y si ésta "cae hacia arriba". Los científicos seguirán esforzándose hasta finalmente encontrar una explicación satisfactoria. Y si no lo logran, quizás habría que empezar a considerar la posibilidad de que en realidad no existimos.