*

X

Aquí 4 razones para fomentar la inteligencia emocional en este 2018

Salud

Por: pijamasurf - 01/01/2018

Poseer IE implica tanto distinguir entre diferentes emociones a la hora de sentirlas como desarrollar herramientas adecuadas para enfrentar situaciones críticas

En la década de los años 90 del siglo XX, los psicólogos Peter Salovey de la Universidad de Yale y John Mayer de la Universidad de New Hampshire presentaron al mundo el concepto de “inteligencia emocional” –IE–, para explicar la habilidad de comprender y manejar las emociones tanto de uno como de otra persona para generar una influencia positiva en el estado de ánimo. Después, con la viralización del concepto gracias al psicólogo y periodista científico Daniel Goleman, se consideró a la IE como la manera más corta de “ganarse el corazón de las personas, llevar una vida feliz y hacer más dinero”.

Poseer IE implica tanto distinguir entre diferentes emociones a la hora de sentirlas como desarrollar herramientas adecuadas para enfrentar situaciones críticas; entre estas últimas se encuentra comunicar aquello que se siente, buscar nuevas experiencias, crear conceptos o expresiones propios de las emociones que se sienten, y aprender nuevas palabras para poder diversificar tanto las emociones como la comunicación.

Si bien en ocasiones la IE se considera un sinónimo de madurez emocional, a veces las personas pueden confundirla con manipulación –e incluso con rasgos de psicopatía–, pero la realidad es que se trata de un rasgo importante para desarrollar una buena salud tanto física como emocional. Las razones de ello son las siguientes:

 

– Genera vínculos afectivos

La IE brinda la oportunidad de fomentar la empatía en distintas áreas de la vida: en lo laboral, lo amistoso, lo familiar, lo amoroso, etc. Gracias a ello se puede alcanzar un nivel extraordinario de conectividad y unicidad entre la naturaleza, las otras personas y uno mismo, lo cual permite entrar en sintonía con las necesidades tanto propias como de los demás. Incluso, hay quienes dicen que reduce la intensidad o la frecuencia de las peleas.

 

– Mejora la autodisciplina

La mejor manera de abandonar malos hábitos y viejos vicios es conociendo las razones por las que se realizan. Es como si se tratase de un estilo de fitness mental, el cual es igual de importante y beneficioso que la actividad física. Los psicólogos invitan a pensar en los ejemplos de la adicción y la procrastinación: son dos actividades que sirven para regular las emociones negativas –como el estrés, el agobio o la soledad–, por lo que al traer a la conciencia las razones de esas emociones será más fácil estar en dominio de ellas. Es decir, una alta IE está relacionada con mucha disciplina.

 

– Una IE alta brinda popularidad

Un estudio del 2016 encontró que la popularidad de estudiantes inteligentes emocionalmente incrementó con el tiempo en comparación con los estudiantes con una baja IE. En dicha investigación se encontró también que, pese a ser popular en algún punto de sus vidas, los estudiantes narcisistas pierden popularidad conforme envejecen porque poseen bajos niveles de IE.

 

– La IE te vuelve más asertivo.

Cuando uno está muy consciente de sus emociones, adquiere mayor capacidad para tener actos de autocuidado en situaciones críticas, lo cual a su vez permite mejorar la confianza en uno mismo y el autoconcepto. Según John Gottman, terapeuta de pareja, la IE brinda una mayor probabilidad de establecer relaciones de pareja saludables e íntimas.

Tomar selfies obsesivamente es signo de un trastorno psicológico (ESTUDIO)

Salud

Por: pijamasurf - 01/01/2018

Un estudio reciente concluyó que tomarse selfies desmedidamente es signo de una condición mental

Las selfies parecen ya un elemento de nuestro panorama cotidiano. En la calle, en el restaurante, en una fiesta con amigos, en el baño, en el gimnasio, en el parque, en la playa, al pasear al perro o salir de compras, en las situaciones más inverosímiles y en las más anodinas, a veces también en situaciones extraordinarias, donde sea, cuando sea, la selfie está ahí, en acto o en potencia, como una alternativa siempre al alcance, quién sabe si para guardar memoria del momento o sólo para satisfacer nuestro narcisismo y obtener la validación de los otros en forma de likes y comentarios favorables.

Tan presente está la selfie en nuestros días, que su uso extendido fue objeto de un estudio llevado a cabo por psicólogos de la Universidad de Nottingham Trent, del Reino Unido, y de la Escuela de Administración de Thiagarajar, en India, quienes llegaron a la conclusión de que el exceso de esta práctica denota un trastorno mental al que de momento dieron el nombre de “Selfitis” e incluso establecieron una escala para determinar su grado de severidad.

Los psicólogos analizaron el comportamiento de 400 personas, poseedores de teléfono móvil y todos residentes en India, país en donde se encuentra el mayor número de usuarios de Facebook. Para esto, les pidieron que leyeran algunas afirmaciones y expresaran su grado de acuerdo o desacuerdo con las mismas. Entre otras, algunas de las frases de la prueba fueron:

“Compartir mis selfies para crear una competencia sana con mis amigos y mis colegas”
“Me siento mejor integrado cuando publico selfies en las redes sociales”
“Tomar selfies me ayuda a aprovechar mi entorno”
“Mi nivel de tensión o estrés se reduce cuando me tomo una selfie”

Según la evaluación otorgada a dichas afirmaciones es posible tener algunos indicadores del tipo de personalidad de quien se toma selfies obsesivamente o, para decirlo con el término científico acuñado, padece “selfitis”. De acuerdo con Janarthanan Balakrishnan, uno de los investigadores participantes en el estudio, personas que presentan ese comportamiento suelen distinguirse por una falta de confianza en sí mismos, misma que buscan compensar con su intento por “encajar” entre aquellos que los rodean. En ese sentido, la toma desmedida de selfies es sólo una entre otras varias conductas orientadas hacia dicho propósito.

Según Balakrishnan, los resultados de esta investigación pueden ayudar no sólo para tipificar el trastorno sino también para buscar formas de ayudar a las personas que lo padecen.

 

También en Pijama Surf: ¿Vives para experimentar o para fotografiar y mostrar tus experiencias? (lecciones de Italo Calvino)