*

X

Muere Miguel Sánchez Navarro Redo, explorador del "México desconocido"

Sociedad

Por: pijamasurf - 02/05/2018

Sánchez Navarro Redo fue un importante editor, explorador y promotor en general de la cultura y la natura mexicanas

El pasado 4 de febrero del 2018 en Los Cabos, Baja California Sur, murió el editor, explorador, líder del movimiento ambientalista mexicano y padre de familia Miguel Sánchez Navarro Redo. El filántropo y explorador mexicano realizó importantes labores para la preservación de la naturaleza y la difusión cultural en México a través de la organización civil Pronatura y la editorial México Desconocido, entre otras organizaciones y empresas. 

Sánchez Navarro Redo se desempeñó como presidente y editor de México Desconocido, revista que fuera fundada por el multipremiado periodista y explorador Harry Möller en 1977. Por su labor con esta publicación y la editorial del mismo nombre recibió en el año 2003 el premio Premio Nacional Juan Pablos al Mérito Editorial. La labor de México Desconocido fue única, ya que en su momento llego a ser mucho más que una revista de turismo o de viajes: se convirtió en una publicación de historia, arte, ecología, biología, antropología y en general de divulgación de lo mejor que tenía México. La revista fue, bajo su dirección, una continuación de una profunda tradición de exploradores mexicanos y extranjeros que históricamente han ayudado a preservar la belleza y la diversidad de la cultura y los recursos naturales del país a través del conocimiento y el respeto de las tradiciones y el medio ambiente. Científicos, académicos, fotógrafos y periodistas trabajaron, en ocasiones en conjunto con instituciones gubernamentales y educativas, para dar a conocer ese "México desconocido", creando un importante archivo fotográfico e historiográfico y produciendo diferentes recursos para informar, educar y preservar lugares, tradiciones y especies de flora y fauna. La editorial además editó cientos de libros especializados, produjo una serie de televisión con el nombre La aventura de México Desconocido y varias piezas documentales. 

Miguel Sánchez Navarro Redo también fue reconocido por su labor por la restauración y la preservación del patrimonio natural de México, desempeñándose como presidente del consejo directivo de Pronatura México, una organización que actualmente lleva a cabo una importante labor conservacionista y en favor de la sustentabilidad ambiental.

Dos de su principales amores fueron sin duda los libros y el mar, encabezando él mismo exploraciones en los mares y océanos de las costas mexicanas (aunque también en las profundidades de la selva). Existe una clara coincidencia entre los libros y los mares, que son justamente aquellos elementos por excelencia que tiene el ser humano para aventurarse y conocer lo desconocido. La familia y amigos de Sánchez Navarro Redo lo recuerdan con cariño en su postrera aventura a lo desconocido. En palabras de su amigo y colega Hans Hermann:

Don Miguel Sánchez Navarro Redo explorador, conservacionista, filantrópo, patrón de las artes, esposo, padre y amigo -- el día de ayer falleció uno de las más grandes figuras de México y del movimiento ambientalista y de conservación, quien unió a todas las Pronaturas de México  para constituirse en una sola familia, a lo que él orgullosamente llamaba "El Sistema Pronatura".

Hace 35 años empezaron mis aventuras con Miguel, el proyecto y sueño era Pronatura, viajábamos saltando de ciudad a ciudad y de país a país como verdaderos vendedores de ilusiones, promoviendo la riqueza y maravillas naturales de México y el gran futuro de este país y su gente. Miguel estaba enamorado de la península de Baja California y del mar de Cortés, fue ahí donde vivimos muchas de nuestras aventuras -- desde el hundimiento de barcos para formar arrecifes artificiales, hasta nuestro último viaje a Cabo Pulmo y a la isla Espíritu Santo para promover la protección efectiva de la isla. Cada viaje juntos era como abrir un libro lleno de sorpresas, de cada encuentro aprendía con sus enseñanzas y con su ejemplo.

Miguel ha influido en toda una generación de líderes de conservación, deja un gran legado en su extraordinaria familia, en México, en Pronatura, y en todos los que tuvimos la oportunidad de ser sus amigos y trabajar con él. Ayer falleció mi Jefe, mi gran amigo y mi hermano -- siento un profundo vacío, que habrá que llenar día a día trabajando con la misma generosidad y pasión que nos dejó como ejemplo.

Descanse en Paz mi querido Miguel Sánchez Navarro Redo. 

¿Es esta la broma más cruel de la televisión japonesa? (VIDEO)

Sociedad

Por: pijamasurf - 02/05/2018

La televisión japonesa es especialmente cruel en sus programas de entretenimiento

La cultura japonesa es quizá una de las más fascinantes de cuantas han existido en la historia. Es al mismo tiempo unas de las más civilizadas –destacan por el desarrollo de su sociedad, por el cuidado de la naturaleza e incluso por su disciplina y la capacidad de haber sintetizado el sentido práctico y metafísico de la vida– pero también se trata de una cultura que no duda en explorar el punto opuesto del espectro, ahí donde estamos habituados a encontrar lo ruin, lo obsceno y lo perverso.

Prueba de ello son algunos de los programas más populares de la televisión japonesa, en especial los de concursos y los de bromas. En los primeros, se suele someter a los participantes a pruebas que más que diversión parecen de tortura, lo cual, lejos de escandalizar al público, es motivo de diversión y entretenimiento, como referimos en esta nota.

En el caso de los programas de bromas, la tónica es similar. Con el pretexto de divertir se inventan escenarios y situaciones que, gracias al desconocimiento de la víctima, provocan la risa. Pero, como decíamos, en el caso de la televisión japonesa esto puede ser llevado a niveles que pocos imaginarían.

Tal es el caso de esta broma transmitida recientemente, en la cual un hecho tan cotidiano y trivial como entrar a un elevador sale de lo habitual para entrar en los dominios de lo inesperado, lo cual es la base de cierto humor, pero en este caso no exento de cierto placer por ver sufrir a las personas.

¿Diversión o sadismo? No es sencillo responder. Después de todo, también esto es el ser humano.

 

También en Pijama Surf: Los diversos usos del escroto en grabados japoneses del siglo XIX